POR QUÉ DAVID…?

 

DEVOCIONAL

Repasando la historia de los reyes de Judá y de Israel, podemos preguntarnos por qué Dios preservó su herencia, para que de su casa naciera el Mesías?

La historia revela como la mayoría de los reyes se rebelaron contra el Eterno, con sus hechos y fundamentalmente con su idolatría a dioses menores impulsados en muchos casos por sus mujeres.

Y se puede pensar: Fue David un hombre perfecto?

De ninguna manera, pero lo que sí tuvo el hijo de Isaí fue un corazón dispuesto hacia el Todopoderoso, con una fe inquebrantable y temeroso de sus Mandatos.

Apreciando esto, me puedo preguntar: Preservaría mi casa el Dios de Israel?

Si es por su Amor y Misericordia, con toda seguridad, pero si dependiera de mis hechos, no lo haría. Es tiempo entonces de obrar en la buena dirección.

No basta con la fe, sino obrar con su inspiración para poder tener un corazón propicio para el Señor!

2 Samuel 22:51
ES –
El salva gloriosamente a su rey,
y usa de misericordia para con su ungido,
a David y a su descendencia para siempre.

PT – Ele é a torre das salvações do seu rei
e usa de benignidade com o seu ungido,
com Davi e com a sua semente, para sempre.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Juan el Bautista comienza a predicar – JESÚS Y MATEO XXIII

Juan el Bautista comenzó a predicar en el desierto de Judá, en la orilla del río Jordán y a una distancia de un día de viaje desde Jerusalén.

Su presencia, a pesar de la lejanía no pasó desapercibida, por varias razones. Una de ellas, era su apariencia y por la forma en que vivía

MATEO 3:4
 Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre.

Para comprender el impacto que provocó su presencia, debemos citar el texto de 2 de Reyes 1:8
Y ellos le respondieron: Un varón que tenía vestido de pelo, y ceñía sus lomos con un cinturón de cuero. Entonces él dijo: Es Elías tisbita.

El diálogo se registra entre el rey Ocozías y los hombres que había enviado a buscar al profeta Elías. Jehová le anunció la muerte al rey y él identificó por sus vestiduras, que eran inequívocas.

El pueblo judío conocía sobradamente lo que representó en la vida de Israel el profeta Elías y la relación que tenía con Jehová. Esto justifica el impacto del hijo de Elizabet entre los suyos.

Cabe agregar que los profetas tambien usaban un manto de características muy especiales, como consta en Zacarías 13:4
Y sucederá en aquel tiempo, que todos los profetas se avergonzarán de su visión cuando profetizaren; ni nunca más vestirán el manto velloso para mentir.

La alusión de Elías como tisbita, obedece a que había nacido en la ciudad de Tisbé, en la región de Galaad, en las altas mesetas al este del río Jordán.

Cabe agregar que Juan el Bautista se alimentaba de miel y langostas, que era un alimento permitido según consta en Levítico 11:22
 estos comeréis de ellos: la langosta según su especie, el langostín según su especie, el argol según su especie, y el hagab según su especie.

En medio del clima que se vivía en el Reino de Judá, por la dura forma de obrar de los representantes del imperio romano, la figura de Juan, se tornó cada vez más relevante.

Diego Acosta

Juan el Baustista, profetizado – 22

La vida del hijo de Isabel prima de María,
tiene excepcionales contornos

pues su presencia en el desierto de Judá
fue anunciada por el profeta Isaías además de ser destacado
como de similares condiciones del profeta Elías.
Juan el Bautista, anunció la venida del Mesías.
JESÚS Y MATEO

JESÚS Y MATEO-12

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< En el Capítulo Segundo del Evangelio, se registran hechos de gran trascendencia, que se inician con el Advenimiento del Hijo del Hombre.

MATEO 2:1 (a) Belén era en aquellos tiempos era apenas una aldea de Judá que se encuentra a unos 9 kilómetros a SSO de la Capital Jerusalén. Fue el lugar de nacimiento de David, que sería rey de Judá y luego de Israel. En ella fue enterrada Raquel, la esposa de Jacob o Israel, luego de dar a luz Benoni, que podría significar en hebreo hijo de mi tristeza. Jacob lo llamó Benjamín, Génesis 35:19Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni,] más su padre lo llamó Benjamín.

MATEO 2:1 (b) Jesús nació durante el reinado de Herodes, que sería conocido como el Grande. Fue hijo de Antipater e inicialmente fue designado gobernador de Galilea, hasta que el Senado romano lo promovió al rango de rey de Judea y por tanto se lo reconoce como el rey de los judíos. Su mandato se inició en el año 37 a.C y culminó en el 4 d.C. Su origen se encontraría entre los edomitas, de la descendencia de Esaú, hijo de Isaac y de Rebeca y hermano de Jacob.

El reinado de Herodes demostró sus grandes capacidades, ya que muchas de las grandes obras de aquellos tiempos que aún perduran, fueron el resultado de su gestión. Fue el iniciado de la reconstrucción del Templo de Jerusalén. Era además sanguinario y cruel.

MATEO 2:1 (c) Con relación al año de nacimiento de Jesús, se ha podido comprobar que se produjo en realidad entre cuatro y cinco años antes de lo datado. Esto se debe al error cometido por el monje bizantino Dionisio el Exiguo, el creador del calendario que sustituyó al dioceclano. El error se originó al establecer el año del Señor, Anno Domini y afectaría desde alrededor del siglo VI a la mayoría de los países que conforman Occidente. Para explicarlo mejor el Hijo del Hombre habría nacido en torno al 6/5 a.C.

MATEO 2:1 (d) Vinieron del Oriente unos magos…Sobre quienes eran y su número, no hay respaldo bíblico, pero se los tiene por originarios de Persia o Babilonia, donde habrían tomado conocimiento de la Biblia, a través de la presencia de Daniel, Dn 5:11 En tu reino hay un hombre en el cual mora el espíritu de los dioses santos, y en los días de tu padre se halló en él luz e inteligencia y sabiduría, como sabiduría de los dioses; al que el rey Nabucodonosor tu padre, oh rey, constituyó jefe sobre todos los magos, astrólogos, caldeos y adivinos.

Hay consenso de que no eran reyes ni magos en el sentido que utilizamos esta palabra. En cambio se cree que eran astrólogos, astrónomos, que podrían además haberse dedicado a la medicina.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

JESÚS Y MATEO-7

MATEO 1

La Genealogía que leemos en Mateo tiene algunas singularidades, como la de omitir varias generaciones, algo frecuente en los tiempos del Antiguo Testamento.

1:6 Entre Rahab, de la época de Josué, hasta llegar al propio David, separados por casi 400 años  de historia.

1:6a y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. La mujer del capitán del ejército de David, era Betsabé, según consta en 2 de Samuel 12:34  Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová.

1:8 Mateo omitió deliberadamente en su Genealogía, entre Joram y Uzías o Asarías, a Ocozías, Joás y Amasías. Este uso de abreviar las nóminas, era una cuestión frecuente en aquellos tiempos. Esto se comprueba en el detalle que brinda 1 de Crónicas 3:10-12:
Hijo de Salomón fue Roboam, cuyo hijo fue Abías, del cual fue hijo Asa, cuyo hijo fue Josafat,
11 de quien fue hijo Joram, cuyo hijo fue Ocozías, hijo del cual fue Joás,
12 del cual fue hijo Amasías, cuyo hijo fue Azarías, e hijo de éste, Jotam.

1:11 Mateo hace alusión en este versículo a un personaje que es mencionado con distintos nombres: Jeconías, que es Joaquín en 2 de Reyes 24:6 Y durmió Joacim con sus padres, y reinó en su lugar Joaquín su hijo.  Jeconías recibe un tercer nombre, Conías, en Jeremías 22:24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría.

Este rey de Judá, que gobernó en el año 508 a.C. cuando los primeros israelitas fueron capturados y enviados a Babilonia,  fue maldecido para que ninguno de sus descendientes pudieran ocupar el trono de David, Jeremías 22:30 Así ha dicho Jehová: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá.

Esta maldición podría haber afectado a Jesús, pero como no era hijo biológico de José, no le alcanzó. Recibió en cambio a través de José la línea real de descendientes de David.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-6

MATEO

En esta Genealogía solo se mencionan cinco mujeres y en la de Lucas, ninguna. En todos los casos, incluyendo a María, se puede apreciar como es el Plan del Eterno para con sus hijos, en este caso específico, hijas.

1:3 Tamar, primera mujer nombrada, era una cananita, de la tierra de Canaán,  que se disfrazó de prostituta para seducir a Judá, según se detalla en Génesis 38:13-30
13 Y fue dado aviso a Tamar, diciendo: He aquí tu suegro sube a Timnat a trasquilar sus ovejas. 14 Entonces se quitó ella los vestidos de su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso a la entrada de Enaim junto al camino de Timnat; porque veía que había crecido Sela, y ella no era dada a él por mujer.
15 Y la vio Judá, y la tuvo por ramera, porque ella había cubierto su rostro.
16 Y se apartó del camino hacia ella, y le dijo: Déjame ahora llegarme a ti: pues no sabía que era su nuera; y ella dijo: ¿Qué me darás por llegarte a mí?
17 El respondió: Yo te enviaré del ganado un cabrito de las cabras. Y ella dijo: Dame una prenda hasta que lo envíes.
18 Entonces Judá dijo: ¿Qué prenda te daré? Ella respondió: Tu sello, tu cordón, y tu báculo que tienes en tu mano. Y él se los dio, y se llegó a ella, y ella concibió de él.
19 Luego se levantó y se fue, y se quitó el velo de sobre sí, y se vistió las ropas de su viudez.
20 Y Judá envió el cabrito de las cabras por medio de su amigo el adulamita, para que éste recibiese la prenda de la mujer; pero no la halló.
21 Y preguntó a los hombres de aquel lugar, diciendo: ¿Dónde está la ramera de Enaim junto al camino? Y ellos le dijeron: No ha estado aquí ramera alguna.
22 Entonces él se volvió a Judá, y dijo: No la he hallado; y también los hombres del lugar dijeron: Aquí no ha estado ramera.
23 Y Judá dijo: Tómeselo para sí, para que no seamos menospreciados; he aquí yo he enviado este cabrito, y tú no la hallaste.
24 Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha fornicado, y ciertamente está encinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.
25 Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy encinta. También dijo: Mira ahora de quién son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo.
26 Entonces Judá los reconoció, y dijo: Más justa es ella que yo, por cuanto no la he dado a Sela mi hijo. Y nunca más la conoció.
27 Y aconteció que al tiempo de dar a luz, he aquí había gemelos en su seno.
28 Sucedió cuando daba a luz, que sacó la mano el uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero.
29 Pero volviendo él a meter la mano, he aquí salió su hermano; y ella dijo: !!Qué brecha te has abierto! Y llamó su nombre Fares.
30 Después salió su hermano, el que tenía en su mano el hilo de grana, y llamó su nombre Zara.

Así se cumplió el Plan del Eterno en la vida de Tamar.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-3

MATEO 1(a)

Los judíos del reino del sur, que denominamos Reino de Judá, fueron sometidos en dos oportunidades. En la primera, los difíciles equilibrios que hicieron los reyes de Judá entre el dominio de Egipto y Babilonia, terminaron cuando en el año 597 a.C. Nabucodonosor ocupó el reino y dispuso que alrededor de tres mil personas pertenecientes a las más importantes familias fueran deportadas a su territorio. Con ellos fue deportado el rey Joaquín, ocupando su lugar en Jerusalén el rey Sedecías, impuesto por Nabucodonosor. Eran los tiempos de los profetas Ezequiel, Jeremías y Daniel.

Sedecías buscó aliarse con los egipcios para oponerse a los babilonios, pero fue derrotado, Jerusalén resultó ocupada, el Templo y el palacio real fueron incendiados. Sedecías presenció la muerte de sus hijos por deguello y finalmente fue cegado y conducido cautivo a Babilonia. Esto ocurrió en el año 587 a.C.

Judá quedó anexada a la jurisdicción de la provincia babilónica de Samaria y el pueblo judío iniciaría la diáspora que se prolongó hasta el año 521 en el que los judíos regresaron a Jerusalén.

En el tiempo del cautiverio las genealogías tuvieron vital importancia, porque aseguraron la condición de judíos a quienes podían identificarse con sus familias.

Tras el cautiverio babilónico en el Capítulo 9 del Libro 1 de Crónicas, se dan a conocer extensas referencias a las Genealogías, incluyendo la del que luego sería ungido rey de Israel, Saúl hijo de Cis y nieto de Ner.

Más adelante, en los Capítulos del 11 al 15, en el 2 Libro de Crónicas se mencionan las Genealogías y también los hechos de las Reyes de la Dinastía Davídica.

En el Libro de Nehemías, en el Capítulo 7, a partir del versículo 5 hasta el 72, se formuló una extensa referencia al empadronamiento que se realizó tras el retorno del exilio en Babilonia, según sus familias, destacando que había sido hallado el Libro de la Genealogía de los que habían subido antes.

Como referencia final a la cuestión genérica de las Genealogías, mencionamos lo escrito en el Libro de Apocalipsis, en el mensaje a la Iglesia de Sardis, en el Capítulo 3 versículo 5:  El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Las genealogías forman parte indisoluble del Pueblo de Dios y su Memoria.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

SELLO HISTÓRICO

 

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Continuamente se van encontrando elementos que renuevan la presencia de los judíos en Jerusalén, como capital de Israel primero y de Judá en el tiempo de los reyes.

Un pequeño sello de aproximadamente un centímetro de diámetro, tiene un valor notablemente importante a pesar de su tamaño, fue descubierto en la tierra excavada debajo del Arco de Robinson, en los cimientos del Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El sello no solo lleva un nombre sino también el de sus funciones, que era la más destacada en las cortes de los reyes de Judá e Israel. En hebreo se lee: Adoniyahu asher al habayit, que se puede traducir como «Adoniyahu, que está sobre la casa.

El término significa: Mayordomo real y se usa en la Biblia para describir al funcionario de mayor rango que servía bajo el mandato de los reyes. Su importancia es de un valor inmenso para millones de personas en todo el mundo, por cuanto es una referencia a un funcionario de los reyes bíblicos durante el período del Primer Templo.

El sello tiene una antigüedad que se estima es de unos 2.600 años a.C. y una de las menciones a la jerarquía del funcionario se puede encontrar en el Primer Libro de Reyes, durante el mando del rey Acab.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

DECADENCIA

DEVOCIONAL

A lo largo de la vida de las personas hay momentos que se tornan en incomprensibles, pues sobrevienen problemas inimaginables, con consecuencias aún peores.

Es difícil comprender en ese tiempo que está sucediendo, por qué todo comienza a torcerse y a complicarse, sin que aparentemente existan motivos para que eso ocurra.

Más de una vez lo he vivido y lo he pensado. La conclusión es que siempre hay razones para que la vida se convierta en un torbellino que atrapa y nos lanza hacia el vacío.

Tengo la culpa?

Sin la menor duda. Soy culpable, porque a causa de mi orgullo y de confianza en mi propia fuerza y capacidad, fui desestimando al Eterno, hasta apartarme del centro de su Voluntad.

Por Gracia tengo una manera de resolver esta dramática situación. Es volver la mirada hacia lo Alto, pedir perdón y apartarme de toda forma de corrupción e incluso de la violencia que está en mi interior.

Isaías 3:1
ES – Porque he aquí que el Señor Jehová de los ejércitos quita de Jerusalén y de Judá al sustentador y al fuerte, todo sustento de pan y todo socorro de agua.

PT – Porque eis que o Senhor Deus dos Exércitos tirará de Jerusalém e de Judá o bordão e o cajado, todo o sustento de pão e toda a sede de água.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

Y LA IRA…?

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

En un pasaje del Segundo Libro de Crónicas, se revela el momento en el que el rey Roboam se humilló y la ira de Dios se apartó de él y las cosas le fueron bien, lo mismo que a Judá.
Me pregunto por qué soy tan rápido en olvidar estos pasajes y tengo tanta calma para deleitarme en las grandes Promesas que el Eterno ha hecho a los hombres y por tanto a mí.
Es evidente que hay algo que estoy haciendo mal y me dejo llevar por la influencia perversa y maligna, que termina por llamar a lo malo bueno, sin que nadie se preocupe mayormente.
A propósito de estos días de exaltación de la homosexualidad, me recuerdo de la ira de Dios. A quién o a quienes alcanzará cuando no soporte mas el pecado?
Porque debemos recordar que Dios perdonará al pecador arrepentido, pero nunca admitirá el pecado, porque constituye una abierta rebelión en contra de sus Mandatos.
Por eso resulta tan preocupante la actitud de muchos hombres con responsabilidades, que las diluyen con el argumento…yo no tengo nada contra los homosexuales, cada uno puede hacer lo que quiera.
Esto es lo mismo que decir, que cada uno cometa el pecado que le plazca, yo no estoy en contra de ello, favoreciendo con esa actitud tolerante que quienes todavía no han caído en la tentación, se piensen que lo pueden hacer sin ninguna consecuencia.
Si no existieran estas situaciones, no se comprendería para que Jesús entregó su vida en la expiación de la Cruz!
Me siento responsable por cada vida que se entrega a las prácticas que Dios ha condenado explícitamente. Y me siento responsable por todas las veces que lo callamos por conveniencia, por temor o por una culpable condescendencia.
Es necesario que ayudemos y tengamos compasión por el pecador!
Pero nunca deberemos ser cómplices por omisión o simplemente por inacción con la exaltación del pecado!
Cada silencio personal o colectivo no es otra cosa que participar en la rebelión contra el Eterno, al ser violadas sus normas e ignorados sus principios.
Si pensamos bien, en la exaltación del orgullo, hay una abierta y calculada rebeldía, tanta que en algún momento provocará la Ira del Eterno. O acaso ÉL admite el pecado del que además hay quienes se enorgullecen?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com