EL PRÓJIMO…

Motion blurred pedestrians on zebra crossing

Muchas veces me he preguntado, quién es el prójimo…?

Confieso que buscaba una respuesta bastante incierta, porque tenía dificultades para definir quién era esta persona a la que se alude en la Palabra de Dios.

La respuesta, como siempre provino del Espíritu: El prójimo es quién está tu lado…

Seguí pensando…Si lo conociera lo entendería, pero si no lo conozco, cómo puede ser mi prójimo?

Esta clase de dudas revelan el estado del corazón y de nuestra relación con el propio Dios. Si en nuestro interior hay dureza, difícilmente tendríamos intimidad con el Señor, porque lo más probable es que ni la buscaríamos.

Pero, si entendemos que nuestro prójimo es quién está a nuestro lado, es porque en principio entendemos lo que significa ser hijo de Dios…y no un allegado más o menos próximo.

Por crudo que resulte este razonamiento así es en la realidad. Si estamos cerca del Eterno entenderemos quién es el prójimo.

Caso contrario nos debatiremos en mil conjeturas, sin llegar a saber nunca quién es espiritualmente hablando, esta persona que está sentada a nuestro lado o que camina delante de nosotros.

Cuando lo entendamos…oremos por él. Sin saber quién es y tal vez sin saber nunca quién era! Pero oraremos por él y los bendeciremos!

Esta es la gran misión personal: Bendecir al prójimo!

Porque de esta manera estaremos derramando sobre su vida bendiciones que ni se imagina que existen. Y porque tal vez sea la única vez que alguien lo bendiga.

Demos el amor que recibimos inmerecidamente de nuestro Padre!

Desatemos las tremendas fuerzas de la oración sobre la vida de quienes nos rodean. En primer lugar de nuestro prójimo!

Proverbios 3:27

No te niegues a hacer el bien a quien es debido,

Cuando tuvieres poder para hacerlo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CONSTANTINO AFIRMA HABER RECIBIDO EL MENSAJE: CON ESTE SIGNO VENCERÁS

constantino

HACIENDO MEMORIA  DCLXIV

27 de Octubre de 312

El Emperador de Roma afirmó haber recibido en sueño un mensaje que atribuyó a Dios, para cambiar el rumbo de la batalla del Puente Livio, al norte de la capital.

Este mensaje fue determinante para que Constantino modificara el estandarte imperial y luego del triunfo militar tomara importantes decisiones.

Resolvió la publicación del Edicto de Milán por el que se otorgaban grandes facilidades a los cristianos para el culto a Dios. También convocó el Concilio de Nicea, para definir la posición frente al movimiento llamado arrianismo.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JEHOVÁ REVELA

goot3

Leyendo la Biblia, podemos plantearnos preguntas que causan profunda sorpresa.

Quién es el Único capaz de revelar lo oculto?

Quién es el Único capaz de revelar lo profundo?

La respuesta es una sola: Dios!

Y esta respuesta me plantea otra cuestión: Por qué somos tan engreídos los humanos, que pensamos que podemos llegar a saberlo todo?

Pareciera que mis dotes de inteligencia, me pueden llevar a la torpeza de creer que todo lo puedo y que nada me resulta imposible.

En estos tiempos en los que el hombre es enaltecido más allá de toda lógica y fundamento, esta creencia a veces agita mi ánimo.

Si soy inteligente: Puedo!

Si soy hombre: Puedo y debo!

Nada parece ser lo suficientemente difícil o complejo como para que se aleje de nuestras posibilidades. Absolutamente nada.

En el Libro de Daniel he leído algunos versículos que constituyen un severo llamado de atención. El Profeta define con claridad, Quién es el que verdaderamente TODO lo puede.

La soberbia de la que creo que nadie se libra, nos permite albergar en lo más profundo de nuestro corazón que siendo como somos, seres pensantes, podemos lograr cosas extraordinarias.

Y es verdad, pero es una verdad tan pequeña como nuestra propia relevancia.

Podemos lograr todo lo que el Señor permita!

Nada más que eso.

Nadie puede superar ese límite, porque la sabiduría humana es tan elemental si la cotejamos con la verdadera Sabiduría, me avergüenzo de algunos de mis pensamientos.

A veces, escasamente podemos apreciar lo que es evidente. Cómo nos atrevemos a creer, que somos capaces de ver lo que solo el Eterno puede revelar?

Daniel 2:22

El revela lo profundo y lo escondido;

conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

QUIÉN LIMPIARÁ…?

????????????????????????????????????

Es más que habitual que se nos exhorte a obrar ante cada situación, pensando en cómo lo haría Jesús.

Creo que de tanto usar este argumento lo hemos desvirtuado y ha pasado a ser, una fórmula más de un tipo de mensaje pretendidamente constructivo.

Si de verdad debiéramos obrar como el Hijo del Hombre, muchas de nuestras tradiciones cambiarían y de un modo rotundo.

Una de ellas sería la de especular con la forma de decir determinadas cosas, para tratar de hacerlas más suaves y más fáciles de asimilar por quienes las reciben.

Es decir: Tratamos que aquellas decisiones que son duras pero ineludibles, sean expresadas de una manera más atemperada, para que no resulten tan ásperas.

Ahora bien: Es así como obraría Jesús?

Rotundamente NO!

El Mesías nunca usó medias palabras ni las dulcificó. Cuando consideró que debía ser directo, lo hizo sin ninguna clase de contemplaciones.

Soy yo, el creyente de este tiempo, el que trata de que las palabras sean menos contundentes, menos claras y por tanto, corro el riesgo de que no sean todo lo eficaces que deberían ser.

Las congregaciones no son reuniones sociales!

Las congregaciones son constituidas por personas que debemos ser exhortadas, alentadas y también corregidas. Sin juzgar a nadie y siendo generosos con quienes se apartan de los mandatos del Supremo.

Si no procedemos como Jesús lo haría, estamos desvirtuando sus propias Palabras y las estamos convirtiendo en tristes remedos que no ayudan a nadie, salvo a la obra destructiva del enemigo.

Quién limpiará el templo como Jesús?

Mateo 21:12-13

Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas;

y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

Diego Acosta / Neide Ferreira

MILAGRO EN ISRAEL CUANDO EL VIENTO DEL ESTE SALVA A CIENTOS DE VIDAS

dv10se15-2

BLOG…DEL TIEMPO

Éste es el relato de un comandante de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) encargado de supervisar el funcionamiento del sistema de protección antiaérea conocido como Cúpula de Hierro o Kipát Barzel en hebreo durante la guerra de agosto del 2014 contra las fuerzas terroristas de Hamas.

La Torá menciona cómo el Eterno castigó a Faraón y a los egipcios:

Shemót 10:13 Moshé extendió su vara sobre la tierra de Egipto y El Eterno guió un viento del Este por toda la tierra en aquel día y en toda aquella noche. Se hizo de mañana y el viento del este trajo la langosta.

Éste impresionante acontecimiento tuvo lugar el 6 de agosto en plena operación Margen Protector con la cual logramos destruir la infraestructura del Terror y evidenciar el uso de túneles del terror creados con los materiales de construcción que constantemente recibían como donación en la Franja de Gaza y en la que además dejamos en evidencia la utilización de escudos humanos por parte del grupo terrorista Hamás.

Un comandante israelí afirmó que cientos de vidas israelíes se salvaron recientemente cuando “la mano de D’os ” desvió un cohete de Hamas.

La Cúpula de Hierro detectó que un misil fue lanzado desde Gaza a territorio Israelí, calculó el lugar de impacto con una precisión de 200 metros. Éste misil impactaría si bien en el centro Azrieli ó el Kiryat ó la estación central de tren, todo en el centro de Tel Aviv.

Lo que hace la Cúpula de Hierro es calcular la trayectoria del misil, mide la velocidad del viento, entre otras cosas. Lanza el primer misil interceptor, el cual no hace contacto con el objetivo, lanza un segundo misil, el cual tampoco hace contacto “apenas quedaban cuatro segundos para que el misil toque tierra, yo estaba en shok” comenta el comandante de la Cúpula de Hierro.

Ya el sistema había lanzado la alerta sobre un posible incidente con un número masivo de víctimas.
De repente, el lector de la cúpula de hierro detecta un fuerte viento proveniente del Este, tan fuerte que logra desviar el misil que termina en el mar. Todos estábamos impresionados, me puse de pie y grité

יש אלוקים!!! יש אלוקים!!! יש אלוקים !!!

D’os existe!!! D’os existe!!! D’os existe!!!

iesh Elokím!!! iesh Elokím!!! iesh Elokím!!!

“Presencié el milagro con mis propios ojos. No me lo contaron. Vi la mano de Dios enviar ese proyectil hacia el mar“, concluyó.
El primer Ministro de Israel David Ben Gurion dijo una vez: “En Israel, para ser realista, hay que creer en los milagros

www.septimomilenio.com

LA DECISION…!

57394878

Todos los hombres podemos ejercer el libre albedrío, que nos permite decidir lo que nos parezca mejor o aquello que más esté en línea con nuestras convicciones.

Una alta responsabilidad y una alta carga sobre nuestros hombros, porque al ser un planteo estrictamente personal debemos asumir sin atenuantes todas sus consecuencias.

Esta cuestión siempre estuvo en mi ánimo cuando pensaba acerca de lo que significa la decisión de aceptar al Señor como mi Salvador.

Es mucho más que una declaración!

Supone el perdón de mis pecados al haberme arrepentido de haberlos cometido!

Pero, también he pensado, qué hubiera ocurrido de mí si hubiera tomado la decisión contraria?

En principio llevaría la más que pesada carga de mis pecados y mis iniquidades y la convicción de saber que he renunciado al Amor y a la Misericordia de Dios.

Pero hay más consecuencias!

Quién decide vivir todo el tiempo con sus errores y sus equivocaciones que derivaron en pecados, decide también ser responsables de ellos.

Y la conciencia no dejará de reclamarnos por todos ellos!

Creo en Dios y eso me lleva a ser agradecido por la Gracia recibida, del perdón y también de la seguridad de la Vida Eterna.

Es decir vivo sin la carga insoportable de mis hechos de maldad y vivo sin la pesada carga que agobia a quienes están llegando a mis años y piensan en su destino final.

Y ese final es demasiado serio como para no arrepentirnos, cuando todavía estamos a tiempo, de ejercer el libre albedrío en la dirección absolutamente correcta.

Juan 3:36

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

AHORRAR Y MALGASTAR

yawning-kid

Los que vivimos los tiempos finales de la existencia, tenemos calma para analizar lo que hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer.

Sobre lo poco que hicimos bien y sobre lo mucho que obramos mal.

Como casi todas las personas, un día le concedí valor al dinero y a partir de entonces centré todos mis afanes en tenerlo y en la medida de lo posible de atesorarlo.

El gran precio que estaba pagando, yo lo ignoraba por completo. Estaba malgastando mi tiempo en algo que no tiene el menor valor, como no sea de aquel que precisamos para vivir.

Así fue que invertí muchos años de mi vida, desde esa errada y mezquina perspectiva. Dándole valor al dinero, se lo resté de lo que verdaderamente tenía y tiene importancia.

Para expresarlo de otra manera: Busqué ahorrar en lo que no debía y malgasté alocadamente lo que si debía administrar con sabiduría.

Es el dilema de nuestro tiempo: Buscamos el dinero a cualquier precio, malgastando lo único valioso que tenemos los humanos: El tiempo!

Es sorprendente como un día nos podemos dar cuenta que el dinero así como lo tenemos, otro lo perdemos y luego lo podemos volver a recuperar.

Pero el tiempo, este escaso período de vida que tenemos los humanos, no lo podemos recuperar NUNCA!

Como siempre estamos a tiempo de aprender: Aprendamos!

Lo único valioso que tenemos y que debemos preservar y administrar con la máxima Sabiduría, es nuestro tiempo de vida.

El que le dedicamos a Dios, a nuestra familia y a la Iglesia, en el sentido de servir como lo expresó Jesús.

No malgastemos lo único que de verdad tenemos!

Salmo 103:15-16

El hombre, como la hierba son sus días;
Florece como la flor del campo,

Que pasó el viento por ella, y pereció,
y su lugar no la conocerá más.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com