PERSISTIR

DEVOCIONAL

Mientras repasaba algunos hechos de mi vida, advertí  que contrariamente a lo que declaro, sigo insistiendo con algunos de mis argumentos.

Por qué lo hago?

Creo que por la sencilla razón de no admitir que estaba equivocado y también, para no dar la razón a quienes piensan distinto y acertadamente.

Cuánto me cueste admitir los errores, aunque se trate de pequeñas cosas, casi insignificantes, pero que están relacionadas con mi orgullo, con mi vanidad.

Incluso a veces, hasta podemos usar el pomposo argumento de que se trata de una cuestión de honor y por lo tanto no podemos reconocer que nuestros pensamientos no eran correctos.

Lo grave y lo triste, es que cuando una persona cae en esta especie de torbellino de palabras y actitudes, no advierte que en realidad todo está relacionado con Dios.

Y si persisto en el error personal, lo que estoy haciendo es practicar una forma de rebeldía, ya que me estoy comportando fuera de las normas que el Eterno ha establecido.

Ahora estoy convencido, que persistir en el error además de ser una necedad, es una forma penosa de apartarse del Altísimo.

Salmo 19:12

ES – ¿Quién podrá entender sus propios errores?

Líbrame de los que me son ocultos.

PT – Quem pode entender os próprios erros?

Expurga-me tu dos que me são ocultos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESTÁ TODO BIEN

DEVOCIONAL

La mujer sunamita que había sido madre según el anuncio del profeta Eliseo, al morir su hijo tuvo una reacción impresionante y aleccionadora.

Cuando el acompañante de Eliseo le preguntó como estaba, ella sencillamente contestó: Está todo bien y buscó hablar con el profeta.

Creo que es evidente el dolor de la mujer por la pérdida de su único descendiente, pero a la vez revela su convencimiento de que todo está bajo el control de Dios.

Todo lo que es bueno para cada uno de nosotros y lo que no lo es. Así de terminante fue la postura de la sunamita y así debe ser la de todos quienes nos llamamos hijos de Dios.

Obrando de esta manera, dejaría de quejarme, dejaría de mirar lo que hace mi prójimo y buscaría cumplir con aquello que el Eterno ha puesto en mi mano.

Está todo bien…significa que acepto todas las decisiones del Señor. Todas!

Sin discusiones, con aflicciones tal vez pero sin rebeldía, entendiendo que los propósitos del Altísimo son de paz y no de mal, como se lo reveló al profeta Jeremías.

Está todo bien…porque es lo que Dios ha dispuesto!

Él obrará con Amor y Misericordia, como obró con la mujer sunamita, usando a Eliseo para resucitar su hijo!

2 Reyes 4:26

Te ruego que vayas ahora corriendo a recibirla, y le digas:

¿Te va bien a ti? ¿Le va bien a tu marido, y a tu hijo?

Y ella dijo: Bien.

1 Reis 4:26

Agora, pois, corre-lhe ao encontro e dize-lhe:

Vai bem contigo? Vai bem com teu marido? Vai bem com teu filho?

E ela disse: Vai bem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

YOM KIPPUR…5779

Blog del TIEMPO!

En estas horas el pueblo judío conmemora el Yom Kippur, una de las fechas más importantes, de alto contenido espiritual y de gran recogimiento.

Es el día en el que cada hombre y cada mujer, se humillan delante del Eterno para pedir perdón por los pecados cometidos y para clamar por la expiación.

De allí el alto significado que tiene la fecha en el que cada persona hace confesión íntima ante el Altísimo  de todos los errores cometidos, grandes o pequeños.

Se ponen así de manifiesto ante el Todopoderoso el sentimiento de egoísmo que está en el corazón de cada hombre y mujer,  que se traduce en sacar provecho del prójimo en cualquier circunstancia.

Yom Kippur es también un día de ayuno, como para refrendar con el control de la carne todo aquello que se busca mejorar en el espíritu.

Quienes no somos judíos pero aspiramos a compartir las promesas de Jehová a Abraham, deberíamos considerar seriamente para nuestras vidas el significado de esta fecha tan especial, para humillarnos y pedir perdón por nuestras malas obras.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CONTINUARÁ

Provoca mucha tristeza en mi ánimo, comprobar cómo hay personas que ante la menor dificultad dejan de esforzarse y cumplir con lo que deben.

Esto es fácilmente verificable en el mundo, pero también tristemente entre quienes nos llamamos hijos de Dios y por lo tanto es doblemente más grave.

Por qué abandonamos los propósitos que tenemos que cumplir?

Esta pregunta y su respuesta están en relación directa con nuestro crecimiento espiritual, que al verse sometido a la menor presión, no resiste la prueba.

Estoy verdaderamente preparado para la adversidad?

Puede que sorprenda este interrogante, pero resulta fundamental plantearlo porque es la mejor manera de probar que soy un hijo de Dios y que estoy en condiciones de afrontar todo lo que eso significa.

No voy a dejar de hacer lo que tengo la convicción que debo hacer, solo porque tengo una dificultad. Precisamente para eso y por eso, por mis humanas debilidades, cuento con la fortaleza y el apoyo de Dios y de su Hijo.

No estoy solo frente a la adversidad!

Sabiendo y creyendo en esto, seré fiel a lo que se me ha mandado y el Eterno no pondrá en otras manos, lo que le encomendó a las mías.

Mi parte del Plan del Altísimo, la cumpliré yo!

Proverbios 16:3

Encomienda a Jehová tus obras,
Y tus pensamientos serán afirmados.

Provérbios 16:3

Confia ao Senhor  as tuas obras,

e teus pensamentos serão estabelecidos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

YO PLANIFICO…

He invertido muchas horas de mi vida reciente, elaborando  una cuidadosa planificación sobre mis actividades y compromisos futuros.

Lo cierto es que estaba bastante satisfecho con los resultados, porque creía que se ajustaban a algunos tiempos que consideraba ideales.

Y como siempre, yo propuse y Dios dispuso!

Así decía mi abuela: El hombre propone y el Eterno dispone!

A pesar de los años de haberlo escuchado, persevero en el afán de tratar de dominar los hechos y los tiempos, olvidando que el Altísimo es quién tiene la definitiva Autoridad.

También, como siempre ocurre, mis planes eran simples pensamientos de hombre, mientras que los planes de Dios eran perfectos.

Lo mejor que se podía hacer!

Queda este pequeño testimonio para recordarme y para recordar a quién quiera tomarlo como propio, que por mucho que planifiquemos, inevitablemente la Palabra final es del Supremo.

Debiéndose recordar que también es posible no tomar en cuenta sus decisiones, pero es absolutamente necesario hacerse cargo de las consecuencias.

Mi abuela materna, queda honrada con la veracidad de sus dichos!

Proverbios 16:3

Encomienda a Jehová tus obras,
Y tus pensamientos serán afirmados.

Provérbios 16:3

Confia ao Senhor as tuas obras,

e teus pensamentos serão estabelecidos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

OTRO MILAGRO…!

Dios es un Dios de milagros!

Verdad irrefutable y maravillosa!

Cuántos de estos milagros soy capaz de percibir?

Pocos muy pocos.

Por qué?

Por mi ceguera espiritual, por mi vida tolerante hacia las cuestiones del mundo y por mi falta de relación con el Altísimo.

Tanta ceguera, un día el Eterno la altera con OTRO MILAGRO!

Impresionante, tan real como increíble para los mundanos. Tan real que es capaz de cambiar mi vida, mis criterios y presentar un futuro inesperado.

Doy gracias a Dios por su Amor y su Misericordia!

Y por sus Milagros!

Daniel 4:2

ES – Conviene que yo declare las señales y milagros

que el Dios Altísimo ha hecho conmigo.

PT –  Pareceu-me bem fazer conhecidos os sinais e maravilhas que

Deus, o  Altíssimo, tem feito para comigo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LUTERO MONJE

Blog del TIEMPO!

Las efemérides recuerdan el día en que una tormenta atemorizó al joven Martin Lutero, cuando regresaba a su casa.

Ese día verdaderamente comenzaba la Reforma!

Quienes creemos en la Soberana Voluntad de Dios, legítimamente podemos afirmar que de esa manera tan singular, comenzó a cumplirse el Propósito que tenía con el hijo de una pareja de alemanes, que nada tenían de singulares.

Solamente el Eterno conocía como nadie la naturaleza del joven Martin, su sensibilidad y su temor ante determinadas manifestaciones de la naturaleza. De esta manera provocó la promesa de Lutero de hacerse monje

Pensemos: Si él no hubiera sido monje, como hubiera enfrentado a la iglesia católica con sus Tesis?

Si Lutero no hubiera ingresado en los agustinos, que es una de las órdenes mendicantes, como hubiera percibido la gravedad que tenían las indulgencias ofrecidas por Roma?

Si aquel joven estudiante de abogacía no hubiera contrariado a su padre con su decisión y perdido su ayuda, como podría haber ingresado en una orden, cuyos miembros vivían de pedir a las personas para alimentarse?

Lutero prácticamente no tenía otra salida que hacerse monje como había prometido y además en esa orden tan singular, para cumplir con el Plan del Altísimo para su vida.

Nuca olvidemos, que en cada hecho, en cada circunstancia de la vida, siempre está presente la Decisión del Supremo.

Lutero fue un hombre como todos los hombres, pero lo que no debemos olvidar es que él fue el elegido por Dios!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA PALABRA

Dios le reveló a Moisés como fue la Creación y destacó de manera muy especial, que todo fue hecho con el Poder de su Palabra

El Eterno estaba magnificando ante los hombres el Poder de su propia existencia, antes de la Eternidad y antes de que comenzara el Principio, como se escribió en Génesis.

Por esta razón debemos de tener especial cuidado con la Palabra. Con la Palabra de Dios para estudiarla, comprenderla y vivirla y también con nuestras propias palabras.

Es sorprendente como el Soberano nos concedió el uso de la palabra, tal vez lo único en lo que nos podemos  aproximar a su Grandeza.

ÉL habló y Creó todo lo que conocemos y lo que desconocemos.

Nosotros hablamos y podemos dar vida o dar muerte a lo que sí conocemos.

Es decir: Si bendecimos a una persona, a una situación, a una iglesia, a un país, estamos dando vida a través de la palabra viva que trae consigo el Poder de Dios.

Si maldecimos, estamos desatando las fuerzas oscuras, opuestas a la Santidad del Altísimo y generamos muerte a los mismos que antes podríamos haber bendecido.

De allí la importancia de la Palabra.

La de Dios porque es la del Omnipotente y del Justo de Israel y la nuestra, porque puede ser la expresión de lo mejor o de lo peor de hombres y mujeres que somos una parte imperfecta de la Creación.

Reflexionemos sobre esta cuestión, porque es necesario advertir que cuando bendecimos también estamos trayendo bendiciones a nuestra propia vida.

Pero cuando hacemos lo contrario, estamos llevando el mal a otros y trayéndolo a nuestra propia vida y a nuestra casa.

No en vano Jesús nos advirtió que en el final de los tiempos, tengamos cuidado para que nadie nos engañe. Y tal vez debemos hacerlo para cuidarnos de nosotros mismos.

De nuestro engañoso corazón que nos puede llevar a decir cosas, que lamentaremos el resto de nuestra existencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

QUIÉN SOY?

Creo que muchos de nosotros nos habremos hecho esta pregunta, alguna vez en su vida. O varias veces.

Enunciar el interrogante es relativamente fácil. La cuestión es darle una respuesta que pueda ser contrastable con la Palabra de Dios. Única manera de no equivocarnos.

Como es una cuestión personal, el aporte a la cuestión es también personal. Y creo que en el fondo se trata de hacer lo que el Eterno nos manda, en el momento y en el lugar donde estemos.

De esta manera siendo fieles a ese Mandato, tendremos los elementos para comprender quienes somos y sobre todo, que es lo que el Altísimo quiere que seamos.

De allí la diferencia que existe entre lo que Dios permite que hagamos y lo que ÉL manda que hagamos. Permitir es una cosa y obedecer es otra.

Aunque parezcan muy cercanas, en realidad son diferentes. Si el Todopoderoso nos permite algo, es por su Misericordia. Pero si hacemos lo que nos manda, estaremos bajo la Gracia de su Poder.

Dios es quién sabe quienes somos, quién soy. Si soy fiel y le obedezco, tendré la posibilidad de conocer mi identidad, que no es otra cosa que el cumplimiento del Propósito del Soberano sobre mi vida.

Proverbios 14:8

La ciencia del prudente está en entender su camino;
mas la indiscreción de los necios es engaño.

Provérbios 14:8

A sabedoria do prudente é entender o seu caminho,

mas a estultícia dos tolos é engañar.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3